Saltar al contenido
Inicio » Blog » Fortalece tu independencia y autoconfianza para emprender

Fortalece tu independencia y autoconfianza para emprender

    inQba Raul Tello

    Mtro. Raúl Tello – Docente de Licenciatura en in.Q.ba Escuela de Negocios.

    La definición básica de confianza es «un sentimiento o creencia de que se puede tener fe o confiar en alguien o algo». Y la independencia es «el estado o la cualidad de ser independiente». Cuando se trata de emprender, estas dos cualidades son absolutamente esenciales. ¿Por qué? Porque como empresario, eres la única persona responsable de tu éxito o fracaso.

    Cuando decides emprender, eres el capitán de tu propio barco. Y si no confías en tu capacidad para dirigir ese barco, se estrellará y arderá. El espíritu empresarial no es para los débiles de corazón. Es un juego exigente y
    de alto riesgo que requiere una inmensa dedicación, concentración y tenacidad. Pero, por encima de todo, el espíritu empresarial requiere confianza. Y no cualquier tipo de confianza, sino la confianza en uno mismo, ya que esta, es la que te impulsará a tener el coraje para buscar la independencia que se necesita para emprender.

    Por supuesto, la confianza en uno mismo no aparece de la nada: hay que cultivarla y fortalecerla con el tiempo. Una forma de hacerlo es rodearse de personas que crean en ti y en tu visión. Estas personas pueden darte el apoyo y el
    ánimo que necesitas para mantener la confianza en ti mismo en los momentos difíciles. Además, cuidar de tu bienestar físico haciendo ejercicio y comiendo alimentos saludables también puede ayudar a mejorar los niveles de confianza en sí mismo.

    Del mismo modo, si no eres independiente, si no eres capaz de tomar decisiones sin depender de otros, no vas a tener éxito como empresario. Todo se reduce a la responsabilidad. Como empresario, tienes que ser capaz de asumir la responsabilidad de tus acciones y sus consecuencias. No puedes culpar a otro cuando las cosas van mal; tienes que asumir tus errores y aprender de ellos. Sólo entonces podrá alcanzar el verdadero éxito.

    Algunos ejemplos para desarrollar y mantener la autoconfianza y fomentar tu independencia son:

    • Mostrarse transparente, es decir, evitar intentar dar una cara que no
      tenemos, especialmente si el objetivo de esa decisión está respaldado por
      la búsqueda de la aceptación externa.
    • Ser una persona de palabra: enfocarse en ser implacable para cumplir con
      los compromisos.
    • Aprender a decir «no» sin justificaciones innecesarias. Para cumplir con el
      punto anterior, es necesario decir «no» a todo aquello que no aporta valor a
      tu propósito de vida.

    Hay un principio básico que, Jones de Toledo lo mencionaba como «La regla de oro» o «La regla de la reciprocidad» «Lo que quiero para mí, lo quiero para todos». La manera más efectiva de adquirir autoconfianza consiste en aplicar en ti lo que te gustaría que otros hicieran para ganar tu confianza, aquí se mencionaron algunos ejemplos, pero tú serás el responsable de definir tus propios parámetros.

    ×