Competencias Personales y Profesionales

Por Mtra. Carlota Margarita Campos Benítez

Hablar de competencias, es hablar de un tema que tiene que ver con la formación profesional, con los procesos de enseñanza – aprendizaje, con procesos de contratación, de evaluación al desempeño, con programas de capacitación y entrenamiento. Hoy todo es por competencias.

Todo requiere competencias para poder permanecer en un mundo tan cambiante y lleno de retos de todo tipo de índole.

Un título universitario ya no hace la diferencia en un profesionista o emprendedor, hoy en día; hay que identificar las competencias que dominas, aquellas te hacen diferente y único.

Por ello, primero hay que empezar por uno mismo, por prepararse y poner en práctica lo aprendido. Esforzarse cada día para ser mejores personas y profesionistas.

Las competencias personales se definen como la suma de: conocimientos, habilidades, destrezas, experiencias, conductas, comportamientos, valores y aptitudes. Lo que diferencia las competencias personales de las profesionales es que las primeras se reflejan en la vida diaria y las otras en el trabajo profesional.

¿Qué es lo que hace a una persona mejor que otra? Independientemente de su propia personalidad y actuar, son sus valores y aptitudes, en lo que radica la diferencia de todo.

Hoy en día deberíamos como sociedad hacer una campaña por el rescate de los valores básicos como la honestidad, respeto, puntualidad, integridad, etc. Una persona con valores hace una gran DIFERENCIA en la sociedad, empresa, casa o cualquier lugar donde se desenvuelva. Una persona con valores y aptitudes estará dispuesta a aprender, a hacer las cosas mejor y con más cuidado.

Todo aprendizaje debería llevarse a la práctica para desarrollar habilidades y adquirir nuevas experiencias. Y si además compartiéramos con otros lo que sabemos, lo que domínanos, lo que nos hace ser mejores, sin duda, seriamos otra sociedad.

México tiene todo para lograrlo, solo depende de nosotros hacerlo. En cada uno de nosotros está la posibilidad de generar un cambio desde nuestra persona, familia, casa, hacia afuera, en la universidad, con la sociedad, con la empresa, con el gobierno.

Pequeños cambios generan grandes beneficios y hoy más que nunca lo necesitamos.

¿Estás dispuesto a hacerlo? ¿Cuándo?